Bizcocho de Yogur

  • Postres Fáciles

  • Postres Tradicionales

  • Postres Thermomix

  • Postres Especiales

  • Postres Internacionales



  • "Bizcocho de Yogur"


    Bizcocho de Yogur


    El bizcocho de yogur es uno de los bizcochos que más éxito tiene siempre, porque es un bizcocho sencillo de preparar y permiten emplear una gran variedad de sabores en su preparación. Aprende a prepararlo con esta sencilla receta.



    Ingredientes:

    - Un yogur de limón o del sabor que quieras
    - 4 medidas de yogur de harina
    - Una medida y medida de yogur de aceite de oliva
    - 3 medidas y media de azúcar
    - 4 huevos grandes
    - Un sobre de levadura




    Preparación:

    El bizcocho de yogur es uno de los bizcochos caseros más conocidos y elaborados. Se emplea yogur para hacerlo, y el sabor del mismo puede ser el que más nos guste, aunque lo habitual es usarlo de limón o natural. El vaso del yogur lo usamos como medidor del resto de ingredientes, lo cual facilita su preparación sensiblemente. Vamos ya a detallaros como hacerlo en casa paso a paso.

    Primero ponemos el horno a 180ºC con el calor arriba y abajo, así se irá calentando mientras hacemos la receta. A continuación vamos a elegir un molde adecuado para el bizcocho. Si lo usas de silicona mejor, es más cómodo, pero si no lo es, debes engrasar sus paredes y base con mantequilla y después espolvorear harina para que no se pegue el bizcocho y se desmolde fácilmente.

    Vamos a batir los huevos, el yogur, el azúcar y el aceite de oliva, batiendo bien con las varillas puestas en la batidora. Cuando se tenga esa mezcla bien hecha, se agrega la harina y la levadura tamizadas, poco a poco y sin dejar de batir, para no formar grumos y que la masa quede fina. Vertemos la masa resultante en el molde elegido, y se mete en el horno ya bien caliente unos 40 minutos más o menos.


    Antes de sacar el bizcocho del horno hay que comprobar que el interior está bien hecho. Pinchamos con un cuchillo y si sale limpio ya podemos sacar el molde del horno, si no sale limpio, lo dejamos unos minutos más. Una vez fuera del horno se deja templar a temperatura ambiente, después se desmolda y se deja enfriar del todo sobre una rejilla. Hay que dejar que se enfríe del todo antes de comerlo y disfrutar de todo su sabor.