Tarta de Queso Fría

  • Tarta de Queso Tradicional

  • Tarta de Queso al Horno

  • Tarta de Queso Philadelphia

  • Tarta de Queso Fría

  • Tarta de Queso Thermomix



  • "Tarta de Queso Fría"


    Tarta de Queso Fría


    Con esta receta que mostramos a continuación podrás preparar una tarta de queso fría, una forma sencilla de preparar una rica tarta de queso sin necesidad de emplear el horno, y que es realmente deliciosa.



    Ingredientes:

    - 350 gramos de queso cremoso
    - 125 gramos de mantequilla sin sal
    - 250 gramos de galletas
    - 100 gramos de azúcar
    - 500 ml de nata líquida
    - 4 láminas de gelatina neutra
    - Mermelada para decorar, del sabor que queramos




    Preparación:

    La preparación de esta tarta de queso fría se hace en dos partes, la primera para preparar la base de la tarta, y la segunda en la que se hace la parte superior. Antes de hacerla recomendaros usar un molde desmoldable de unos 22 cm de diámetro, ideal para estas cantidades y para que la tarta no se rompa al desmoldarla.

    Empezamos a triturar las galletas lo mejor posible. Nosotros empleamos galletas tipo Digestive, porque tienen una textura perfecta, pero podéis emplear cualquier otro tipo de galletas. Hay que triturarlas muy bien, a conciencia, y después se echan en un vaso de batidora y se agrega la mantequilla un poco derretida para que mezcle bien. Usar las varillas de la batidora es interesante para que la mezcla sea homogénea. Debe quedar formando una pasta que no se pegue en las paredes del vaso.

    Vertemos en el molde y extendemos la masa bien, cubriendo la base y dejándola con un grosor de medio centímetro más o menos. Metemos la base del molde en la nevera unos 15 minutos para que se enfríe y cuaje bien. Mientras tanto hacemos la cobertura de la tarta. Primero ponemos las láminas de gelatina en agua fría para hidratarlas. A continuación cogemos un cazo y mezclamos el queso crema, la nata y el azúcar, puesto a fuego medio y removiendo para mezclar bien los ingredientes. Cuando la gelatina esté hidratada, se añade a la mezcla anterior y remueve para integrar bien. Retírala del fuego cuando esté todo mezclado y sin que llegue a hervir en ningún momento. Dejamos reposar unos minutos.


    Sacamos el molde de la tarta de la nevera y vertemos el contenido del cazo, y metemos en el frigorífico para que cuaje. Debe estar al menos unas 7-8 horas, para que cuaje perfectamente la tarta de queso. Antes de servirla la decoramos con mermelada, del gusto que cada uno quiera, pero los más usados para dar un buen sabor son de arándanos o frambuesa. Y sírvela siempre bien fría.